CÓMO INICIAR A LOS NIÑOS EN EL ORDEN

Mantener el orden en su habitación ayuda a los niños a ser más autónomos y organizarse mejor. Si aprenden el hábito desde pequeños, mucho mejor. ¿Pero cómo lograrlo? Os enseñamos nuestros truquitos.

Habitación juguetes niños

¿CUÁNDO HAY QUE EMPEZAR A INTRODUCIRLOS EN EL ORDEN? 

Expertos y psicólogos invitan a madres y padres a enseñar a los niños desde bien pequeños. Por ejemplo, cuando tienen entre 8 y 9 meses que ya empiezan a gatear. Después de jugar pueden guardar cada cosa en su lugar.

Ordenar juguetes

CLASIFICAR ES ASOCIAR

Expertos y psicólogos coinciden en que cuanto más claro sea todo mejor para que los pequeños aprendan. Dispón de cestos de colores, contenedores u otras opciones para almacenar todo tipo de juguetes de piezas múltiples o de diferentes tipos. Se pueden hacer fotos del contenido interior y ponerla en la parte exterior para que el niño recuerde lo que contienen sin necesidad de abrirlo.

Dormitorio infantil

¿CÓMO PUEDO ENSEÑARLES?

Cuando son muy pequeños no entienden por qué hay que recoger. Por eso, lo mejor es acompañarles y verbalizar lo que vas haciendo. Por ejemplo, puedes decir que ya ha llegado el momento de guardar las cosas o incluso puedes cantar una canción que explique que cada cosa tiene su lugar. Verás que llegará un momento en que ellos mismos lo harán por sí solos.

Niños ordenando

¿Y SI NO QUIEREN? 

Si les has iniciado desde pequeños esa situación no ocurrirá. Si son más mayores (entre 1 y 3 años) y queréis introducir esta rutina, podéis conseguirlo a través del pacto, por ejemplo, primero se juega y luego se recoge y el adulto empieza a ayudarle hasta que lo haga de forma autónoma. De todas maneras, no olvides que son pequeños y si un día están cansados o no tienen la suficiente energía y no quieren, no pasa nada. Eso sí, los padres nunca deben recoger el 100 x 100 de las cosas.

Dormitorio niños

LA DECORACIÓN DE LA HABITACIÓN PUEDE AYUDAR

A nivel funcional es mejor tener un mobiliario adecuado a ellos. A ser posible que en el armario las cosas estén a su altura o no demasiado altas. Esto les permite ir haciéndose cada vez más autónomos en sus rutinas diarias. Un armario sencillo con una barra para colgar no muy grande, estantes y cajones es lo más funcional. Dentro de los estantes podemos colocar cestos para organizar mejor el espacio.

Armario infantil ordenado

¿CÓMO ORGANIZO LA ROPA O LOS JUGUETES? 

A la hora de organizar la ropa, puede que sea necesario colgar menos cosas y doblar más en cajones y cómodas para que ellos solos lleguen a por lo que necesitan. El espacio debajo de la cama también es un buen lugar para almacenar cosas que queden a su alcance.

Imitación

ECO, ECO (LA IMPORTANCIA DE LA IMITACIÓN)

Como los monitos, la mejor enseñanza está en el ejemplo. En todo proceso educativo lo más importante no es tanto lo que el educador dice, sino más bien lo que hace, como actúa en su cotidiano. Es evidente que no podemos hablar de orden a nuestros hijos si nuestra casa, nuestra y nuestra vida son un caos. ¡Los niños aprenden por imitación!

ninos-en-el-office-con-xlampara-de-techo-y-mesa-puesta-para-desayunar-456662-669298bf_70df0a01_800x1200.jpeg

¿QUÉ HAY DEL RESTO DE TAREAS DOMÉSTICAS?

No hay tareas domésticas sino tareas colaborativas. Y desde bien pequeños les puedes enseñar. A los 15 meses, a colocar fruta. Por ejemplo, después de comer pueden colocar bien la silla, ser responsables de su ropa, uniforme, mochila..

 

Una vida ordenada facilita las cosas. También hemos aprendido (algunos a base de repetición) por qué el orden es bueno. Y como muchas cosas en la vida, si aprendes el hábito desde pequeño, mucho mejor.

De ese modo, nos conviertimos en personas más responsables, obtenemos más autonomía y entendemos que hay unas reglas y unas normas.

¿Un último consejo? Armaos de cariño y paciencia y sabed ser flexibles cuando sea necesario. La educación es una forma de siembra, en la que no siempre recoges los frutos de manera inmediata, pero eso no quiere decir que no se vayan a dar.

20 trucos de orden infalibles

¿El secreto para una casa siempre ordenada? Hacerlo a diario y, sobre todo, ¡sin esfuerzo! Con nuestras ideas, te resultará muy fácil

mujer-guardando-ropa-en-armario-blanco-361222_c63d8769.jpg

1.Descarta, elimina o dona Ésta es la primera regla de oro para empezar a ordenar y para mantener el orden. Si no eliminas, seguirás teniendo las mismas cosas en el mismo espacio.

2. Que se mantenga solo ¿El truco? Un lugar para cada cosa. ¿Verdad que el champú siempre está en la ducha? Pues lo mismo para todo. Busca un sitio y nunca, bajo ningún pretexto, lo dejes en otro lugar.

armario-de-bano-organizado_00458357_76729b32_1484x2000.jpg

3. Cuida las rutinas Si cada día dedicas 15 minutos al orden, ya no te parecerá una montaña inalcanzable. Cuando cumples unas rutinas diarias sencillas, el orden se mantiene mucho mejor.

4. ¿Cuántas bolsas necesitas? De plástico, de tela, reutilizables... Deshazte de la mayoría de ellas, son un foco de acumulación, desorden y quitan espacio. Quédate con las necesarias de verdad y elimina el resto.

bolsas_de_tela_rosa.jpg
mujer_seleccionado_bailarinas.jpg

5. Los 'por si acaso' No guardes nada para ese día que nunca llega. Descarta y dona lo que no te vayas a poner.

6.No guardes las cajas vacías de los electrodomésticos ¡No tengas miedo! El exprimidor va a funcionar bien. Si pasa algo, con el ticket, y en garantía, te lo cambiarán.

detalle-de-cojines-dentro-de-caja-de-carton-949x1280_5063ea42.jpg
mujer-seleccionando-ropa-colgada-443781-o_5886350d.jpg

7. Prepara la ropa la noche anterior Evitarás buscar los calcetines, revolver cajones y dejar tirado por las prisas cada mañana. De paso, dormirás más tranquilo.

8. Ordena antes de acostarte Dedica dos minutos a dejar el salón recogido, los cojines colocados y las mantas del sofá en su sitio. Si desayunas en familia, deja puesta la mesa la noche anterior.

cocina-con-muebles-grises-isla-y-mesa-de-madera-adosada_-00397858_837127f0.jpg
libreria-de-hierro-00397862_79abe3d8.jpg

9. Cuidado con las colecciones Si no las tienes bien organizadas y ordenadas son un foco de caos, desorden y da pereza limpiarlas.

10. No guardes revistas... ¡Recicla! No acumules periódicos y revistas durante semanas y meses pensando que volverás a leerlos. No lo harás.

cajones-de-armario-con-ropa-y-complementos00456565-o_b0a60aeb_1333x2000.jpg

11. Ordena por colores Clasifica todo lo que almacenes en tus armarios del color más claro al más oscuro. Ganarás en orden. Esto sirve para libros, ropa, juguetes…

12. Las perchas deben ser todas iguales Eso hará que tu armario se vea siempre limpio y ordenado. Da igual el material, pero que sean idénticas.

00456529_4ad8675f.jpg
w00383642-interior-de-armario-colgador-para-camisas_791077ae.jpg

13. Dobla en vertical ¿Qué puedes doblar en vertical? Todo aquello que, una vez doblado un poco más de lo que sueles, se mantenga de pie. Calcetines, camisetas, pantalones... Ganarás espacio, te lo aseguramos.

14. Si algo entra, algo sale Si te compras un jersey o un pantalón, piensa en de cuál te desharás. Porque la acumulación es la peor enemiga del orden.

armario-con-baldas_15088253_1333x2000.jpg
interior-armario-con-ropa-ordenada_00456532_4a8bfc9b_1333x2000.jpg

15. Los ganchos de percha siempre hacia dentro Han sido diseñados para que resulte cómodo descolgar o colgar en esa posición. ¿Te imaginas un gancho hacia dentro y tres al revés? 

16. Documentos siempre en el mismo sitio Los pasaportes, libro de familia, tarjetas sanitarias, carnés de vacunas... deben estar siempre en el mismo sitio. A ser posible, un estuche en un cajón.

recibidor-con-armario-percheros-y-mueble-con-cajones_1ef05990.jpg

17. Guarda el abrigo al llegar a casa No lo no dejes encima de una mesa o silla, guárdalo en su armario. Evitarás que todo tipo de abrigos y chaquetas crezcan en el salón.

18. ¿No puedes cerrar tu bolso o tu cartera? Ordénalos cada semana. Elimina los cientos de tickets que no sirven para nada, bolígrafos, informes del médico, chicles pegajosos, cromos y las sorpresas de los huevos Kinder. Lo agradecerás muchísimo.

cajon-de-escritorio-ordenado-con-cajas-00410411_13db07ee.jpg
pizarra-magnetica-con-botes-de-cocina-y-cucharas-de-madera-1000x1000-f71c5c46_ea8c4a3b.jpg

19. Haz listas Así controlarás todas las cosas que tienes que hacer y aprenderás a organizar cada día tus tareas sin olvidarte. ¡Son muy útiles!

20. Ventila tu casa cinco minutos al día El orden lleva implícitos varios rituales. Entre ellos está ventilar, renovar el aire, abrir puertas y ventanas y provocar movimiento de aire. Luego, ¡perfúmalos como más te guste!

mujer-abriendo-ventana-del-dormitorio-00366214_3c2cb883.jpg

Un consejo: márcate una fecha, por ejemplo, el cambio de temporada o el primer fin de semana del mes y empieza. Luego cuéntanoslo en las redes sociales, nos encantará saber cómo te ha ido.

25 cosas que puedes hacer en sólo 5 minutos

Prepara el cronómetro porque en menos que canta un gallo tu casa estará limpia y ordenada cada día del año. ¿Empezamos?

Despeja las mesitas de noche Aunque por la noche leas un libro u hojees una revista, por la mañana colócalos en la estantería o revistero. No se vale que cada vez haya una pila más alta sobre la mesita. 

Rellena los dispensadores de jabón Tanto del baño como de la cocina. Lavarte las manos y estar apretando como una posesa el dispensador para que caiga una gotita de jabón, no mola. Tu baño no es el de un área de servicio.

Cambia las bombillas ¿Cuántas veces te ha ocurrido que cuando entras en una habitación y está mal iluminada piensas "mañana cambio esa bombilla fundida sí o sí? Pues es el momento de hacerlo.

Limpia los espejos Sobre todo si hay niños en casa, los espejos son como un imán atrapa huellas. Limpios darán una sensación de amplitud y más luminosidad al espacio.

Riega las plantas Si tienes plantas, márcate un día a la semana para regarlas y mantenerlas con vida. Te lo agradecerán y tú no te sentirás mal por haberlas desatendido.

5b5c5d6d4cfea777ddba9154708f21e7.jpg

Despeja bolsos y abrigos del perchero del recibidor El perchero tiene una función específica pero para nada es la de un armario. Un perchero lleno de chaquetas bolsos, foulares da una sensación de desorden y dejadez. 

Ordena la nevera Mira en los cajones de la fruta y la verdura si ya hay algo demasiado maduro o incluso pasado. Coloca bien los botes y los tuppers. Ordenar la nevera te ayudará a saber qué tienes, qué necesitas comprar y que debes comer cuanto antes para no tener que tirar alimentos.

Cambia el plástico por vidrio Intenta deshacerte del plástico y coloca los cereales, las legumbres e incluso la pasta en botes de vidrio. Es más ecológico y al ser transparente encontrarás lo que buscas con mayor facilidad.

Ordena el escritorio Igual que con la mesita de noche, si tienes un escritorio intenta que el sobre no esté lleno de papeles y otros objetos. Es una mesa para trabajar, no una bandeja donde dejar cartas, estuches, sobres...

Limpia las brochas de maquillaje Te maquillarás mejor y te durarán más. Su limpieza no requiere mucho esfuerzo, tan sólo tienes que seguir estos pasos.

Retira el polen y hojas secas de las plantas y ramos Las plantas aportan un plus de naturalidad y frescura allí donde están. Igual que los ramos de flores, una casa donde los seres vegetales son bienvenidos es más alegre y está más llena de vida. Sin embargo, no dejes que el polen de los estambres de las flores o las hojas secas se queden demasiado tiempo sobre la repisa de la cómoda o en el suelo. Da sensación de dejadez.

47eeb953783a5627e0e2d8464a9c2b75.jpg

Vacía el lavavajillas El lavavajillas no es un armario más para guardar platos, vasos y demás. Si el programa ya ha finalizado, guarda cada cosa en su lugar y vacía el lavavajillas.

Ordena las cartas y el cajón vacíabolsillos Si en el recibidor tienes un cajón o una bandeja sobre la cómoda donde dejar las cartas, las gafas de sol, monedero, tickets... una vez por semana pon orden. Deshecha aquellas cartas que no te interesen -publicidad- y guarda las facturas si aún las recibes en papel.

Los cuadros, rectos Puede ser que al pasar el polvo los cuadros que tienes colgados se hayan torcido un poco. Coge distancia y mira que no estén torcidos, si es así, vuelve a ponerlos bien. 

Superficies despejadas Más claro agua: ni mesitas de noche, ni el escritorio ni encimeras. Las superficies de cualquier muebles no son para ir dejando lo que nos encontramos -hay que guardarlo donde toca-.

Haz la cama y guarda la ropa del día anterior Cada día. Nada más levantarte. Es que es hacer la cama y la habitación cambia completamente.

Ordena la ropa Una vez que has hecho la cama recuerda que la ropa del día anterior no se guarda ni en el suelo ni en la banqueta ni en la butaca. Si está sucia, déjala en la cesta de la ropa para lavar y si necesita un planchado, colócala en el armario para cuando tengas más ropa para planchar. Lo demás, vuélvelo a doblar y a guardar en el armario. 

Limpia el cristal de las puertas correderas Suelen ser grandes así que no hace falta que te pongas a limpiar todos los cristales de la casa. Pero en cinco minutos tus puertas correderas pueden quedar libres de cualquier huella.

Secado a conciencia Ten un trapo de microfibra siempre a mano y seca muy bien la grifería y las paredes para mantenerlos siempre relucientes.

Limpia los zapatos ¿Recuerdas que el fin de semana fuiste de excursión familiar? Es el momento de limpiar los zapatos y sacarles el barro y el polvo.

Guarda los zapatos Aunque cuando llegas a casa te pongas las zapatillas, el recibidor no es un bazar de zapatos. Acostumbra a guardar los zapatos en su lugar, el zapatero.

Ahueca los cojines del sofá Para que los cojines del sofá no se deformen y el sofá pierda su presencia y su línea, ahueca los cojines y después coloca de manera ordenada el resto de cojines decorativos.

Cambia los toallas Una vez por semana como mínimo. Sobre todo la de manos. Debemos dejarlas secar bien y no cojan humedad ni bacterias que les dejen olor.

Tiende la ropa de la lavadora Este electrodoméstico sirve para limpiar, no almacenar la ropa. Cuando el programa haya acabado, no dejes que la ropa se quede en el tambor. Estropea tus prendas y la lavadora. Aprovecha y tiende la ropa (o usa la secadora).

Ventila la casa Es un gesto sencillo y ecológico. La casa necesita airease, desprenderse del dióxido de carbono y llenarse de oxígeno. Porque ventilar es más saludable de lo que parece a primera vista. 

Si paras el cronómetro verás que has acabado cualquiera de estas actividades de "orden y limpieza" en menos de 5 minutos. Así que una cosa menos para hacer al llegar del trabajo o el fin de semana.

De ese modo, ganarás tiempo para hacer lo que quieras el fin de semana y no te sentirás como si participases en una maratón de limpieza para poner la casa a punto.

6 trucos para organizar la oficina

Trabajar con orden, en un espacio que nos haga sentir relajados y nos ayude a concentrarnos, es algo imprescindible para ser productivos y aprovechar al máximo las horas de trabajo.

En este post, vamos a ver 6 trucos para organizar la oficina y mantenerla en orden de una forma fácil y sencilla.

1. ELIGE MUEBLES FUNCIONALES, CON ESPACIO DE ALMACENAJE OCULTO

No hay un truco mejor, que el de mantener el desorden a raya. Este punto es muy importante, sobre todo si tu espacio de trabajo u oficina es de tamaño reducido.

Con estanterías y armarios con puertas o cajones te resultará mucho más fácil tener los objetos “menos bonitos” escondidos.

Los cajones resultan súper prácticos para los pequeños documentos pendientes de ordenar o archivar, para guardar cables y baterías, etc.

Y en las puertas, podemos guardar libros, apuntes o catálogos.

Es verdad que yo procuro que el interior de estos cajones y puertas esté también ordenado, pero no te miento si te digo que hay alguno que se me resiste…

2. CAJAS ALTAS PARA GUARDAR PAPELES DE REGALO O PAPELERÍA PARA MANUALIDADES

En las cajas o cestas altas de madera, me resulta súper cómoda para tener organizados los papeles de regalo o el papel Kraft. Teniéndolos a mano evito que se arruguen y además me resulta más cómodo para recordar cuales tengo.

Si eres fan de las manualidades, seguro que tienes una gran colección de papeles que te encantará tener a la vista.

3. CAJONERAS DE MADERA CON PEQUEÑOS CAJONES

La grapadora, papeles, bolígrafos, cables, el celo, chinchetas… todos esos pequeños artículos de papelería que no tienen un sitio fijo, los podrás guardar en cajoneras como las de la fotografía.

Éstas están pendientes de algún diy para personalizarlas, pero por el momento me encantan en madera natural.

Además de ser prácticas, le dan un toque de orden y calidez a la oficina haciendo que el espacio sea súper acogedor.

4. APROVECHA EL ESPACIO DE ALMACENAJE EXTRA (PERO SIN SATURAR)

Para mi oficina quería un escritorio de diseño nórdico que además de sencillo fuera cómodo y práctico.

Con dos caballetes regulables en altura (genial para poder trabajar de pie) y un tablero grueso de pino, esta hecho este escritorio que me tiene enamorada por lo útil y resultón que es.

Además, los caballetes me aportan un espacio extra de almacenaje al poder colocar cajas sobre su balda.

Lo importante de este truco es no sobrecargar el espacio. No podemos caer en la tentación de rellenar con cajas o muebles de almacenaje todos los huecos que tengamos.
Además es imprescindible que las cajas que utilicemos encajen con el resto de la decoración para que todo el espacio mantenga la armonía.

5. CAJAS DE MADERA APILABLES

Pinturas, herramientas, cables, tornillos… ¡todo tiene cabida en las cajas apilables!

De esta forma, ganamos espacio de almacenaje en vertical y al ser cajas ciegas, ayudamos a mantener el orden visualmente sin sobre cargar el espacio.

Las cajas son de madera, por lo que son robustas y aguantan mucho peso (imprescindible para una zona de trabajo)

6. APROVECHA EL ESPACIO SOBRE LAS ESTANTERÍAS

Las estanterías que tengo en la oficina tienen bastante altura. Aun así, en la parte alta, hay espacio suficiente para colocar cajas para aprovechar ese espacio que hay hasta el techo.

Esto es muy útil para guardar objetos que utilizamos menos. Podemos utilizarlo además como espacio de almacenaje para dar soporte al resto de la casa y guardar la ropa de otras temporadas, mantas o la decoración de Navidad, por ejemplo.

TIPS EXTRA

  • Busca colores con los que te sientas cómoda

En mi caso los tonos pastel como el menta o el beis, combinados con el blanco y la madera, me aportan calma y me ayudan a concentrarme en el trabajo.

  • Menos es más

Ya lo hemos visto a lo largo de este post. Mantén las superficies de trabajo lo más despejadas posible. Y siempre que puedas, “esconde” los objetos en cajas, puertas o cajones.

  • No te olvides de la iluminación

Recuerda que estamos hablando de un espacio de trabajo, por lo que nuestros ojos necesitan ayuda.

Una lámpara con luz led regulable es perfecta para adaptarla a tus necesidades. Además de consumir menos que una lámpara tradicional tiene una luz blanca muy limpia, perfecta para trabajar cómodamente.

  • Pon atención en los detalles de decoración

Es importante aportarle nuestra personalidad al espacio con flores, láminas o decoración que nos represente.

Estos objetos me ayudan a sentirme más a gusto en mi espacio. Son pequeñas cosas que me alegran la vista y hacen que disfrute del tiempo que paso en este espacio.

 Puedes utilizar todos estos trucos y consejos para el resto de la casa. Es importante aprovechar los metros cuadrados de los que disponemos de una forma lógica y coherente para sentirnos a gusto en casa.

Espero que este post te haya resultado útil y sobre todo, que pongas en práctica alguno de los consejos que hemos visto.

Además si necesitas ayuda para sacarle el máximo partido a tu casa, recuerda que puedo ayudarte con mi servicio de asesoría deco.



CÓMO MANTENER EL ORDEN EN LA COCINA

¿Estás harto de tener que vaciar un armario de la cocina para sacar una olla? ¿No sabes dónde guardar los dichosos táperes? ¿Limpiar la cocina se convierte en una odisea porque está todo lleno de trastos? Sabes que ha llegado el momento de poner orden en la cocina, pero no sabes por dónde empezar. Vamos a ayudarte con estos consejos para conseguir una cocina ordenada según el método Konmari y que nunca más vuelva el desorden.

Partiremos de los consejos de Marie Kondo, la gurú del orden, creadora del método Konmari, que ha vendido millones de ejemplares en todo el mundo de su libro La magia del orden. En él ofrece consejos para mantener tu hogar ordenado a base de hacer un cambio de hábitos, de ser conscientes de lo que nos hace felices, de lo que necesitamos realmente. Una de sus premisas es: «cuando reducimos lo que poseemos y, en esencia, “desintoxicamos” nuestra casa, eso también surte un efecto desintoxicante en nuestro cuerpo». Pasemos, pues, a desintoxicar la cocina.

Antes de nada, debemos tener claro que, según Marie Kondo, «la organización efectiva implica dos acciones esenciales: eliminar cosas y decidir dónde guardarlas. De estas dos, la eliminación va primero».

 Primer paso: desechar

Normalmente, la cocina es la zona de la casa que más cuesta ordenar por la gran cantidad de objetos que se acumulan y que suelen ser de uso frecuente. La base del método Konmari es desechar todo aquello que no nos haga felices. Aplicarlo en la cocina puede resultar más complicado que con objetos más personales como ropa, recuerdos, libros… ¿Una sartén puede hacerte feliz? Quizás no, pero no la vas a desechar, la necesitas. Así, lo primero que debes hacer es eliminar todo aquello que no usas, no necesitas o que está deteriorado.

Para llevar a cabo una eliminación eficaz debes sacar todos los objetos de los armarios. De esta manera tendrás a la vista todo lo que posees, te darás cuenta del exceso de utensilios y conservas, y podrás enfrentarte mejor a la eliminación. Si te abruma la idea de vaciar todos los armarios de una vez, puedes dividir esta tarea en tres partes: objetos de cocina y mesa, productos de limpieza y alimentos.

Cuando ya tengas todo fuera de los armarios, dedícate a coger cada uno de los objetos y a pensar conscientemente en el uso que le das, en si realmente lo necesitas o no. Si ha pasado mucho tiempo desde que usaste esa sandwichera o si solo la has usado un par de veces, seguramente no la vas a usar con mucha frecuencia de ahora en adelante.

Ahora les toca el turno a los alimentos. En primer lugar, revisa las fechas de caducidad y desecha todo lo que esté caducado. Después, valora cada paquete y cada bote y separa aquellos que usas habitualmente, como arroz, lentejas, conservas… de los que compraste una vez para una receta en concreto y que nunca más usaste. ¿Repetirás ese plato? ¿Te puede servir para otra receta? Decide si realmente volverás a utilizarlo.

 Segundo paso: asignar un lugar a cada cosa

fae3ad203d811996466ff0abc1c77ede.jpg

«El desorden se produce por no poner las cosas en el lugar que les corresponde». Marie Kondo.

Este es otro de los pilares del método Konmari. Si cada objeto tiene su lugar y cada vez que acabas de usarlo lo devuelves a su sitio, no hay lugar para el desorden. Para conseguirlo, debes agrupar y guardar los objetos por categorías. Por ejemplo, los utensilios de cocción en un armario (cazuelas, ollas, sartenes…), los táperes en otro, los cubiertos y pequeños utensilios en cajones, etc. Para aprovechar mejor el espacio, apila las ollas, cacerolas, cuencos, táperes…; unos dentro de los otros y las tapas a parte en vertical, si es posible. En cuanto a la vajilla y a la cristalería, la manera básica de ordenarlas es dividiendo el armario en una zona para piezas de beber y otra para las de comer.

1fdbc4e4b89ffc85f52d59cde4ad8342.jpg

En cuanto a los trapos de cocina, Marie Kondo propone un método de plegado para ahorrar espacio. Explicarlo nos supondría alargarnos demasiado, pero puedes encontrar muchos vídeos en YouTube sobre cómo doblar toallas, trapos y servilletas.

En cuanto a los productos de limpieza, guárdalos debajo de la fregadera, incluido el lavavajillas y el estropajo que usas habitualmente. Instala baldas y organizadores extraíbles y, sobre todo, no acumules, guarda solo los que de verdad utilizas.

En el caso de los alimentos, lo mismo: guárdalos por categorías. Los frascos de especias todos juntos, o bien en un especiero o bien en un cesto o caja abierta que puedas sacar fácilmente cada vez que los necesites. Las conservas ponlas también en el mismo armario ordenadas a su vez por categorías. Y puedes poner las legumbres, arroces y pastas en botes de cristal, así lo tendrás todo a la vista y sabrás qué queda de cada cosa. Un pequeño truco: pon una etiqueta de pizarra y escribe en ella la fecha de caducidad. ¡Útil y decorativo a la vez!

2fb2c00ff81720a3818d2a15df8f7b84.jpg

Ya hemos eliminado y guardado. ¿Y ahora, qué?

Un último consejo más y, no solo tendrás tu cocina ordenada, sino que te será mucho más fácil limpiarla y mantenerla en orden.

Libera completamente la superficie de trabajo. Con una encimera despejada, la cocina se verá más ordenada, tendrás más espacio para trabajar y será más fácil limpiarla. Te aconsejamos que aquellos aparatos como licuadoras, exprimidores, tostadoras, etc. que no uses más de dos veces por semana, los metas en un armario. Estos trastos en seguida se llenan de grasa y crean recovecos donde se acumula la suciedad.

62b7c7bba2e33a2f30cd500fb47051b8.jpg

Y, por último, un consejo de sostenibilidad. Lo que hayas decidido desechar, no lo tires a la basura sin más. Pregunta a tus amistades y familiares si quieren o necesitan algo o busca asociaciones benéficas que puedan necesitar esos utensilios. Y cuando hayas donado todo lo posible, lleva el resto a un punto limpio de tu ciudad para que se recicle adecuadamente.

 

Baños mini para compartir

¿Puedo entrar? ¿Para cuánto rato tienes? ¿Me dejas un hueco? Vivir en pareja puede ser fantástico, pero cuando el baño es pequeño y llega la hora punta en casa… ¡empieza la lucha por la conquista! Pero haya paz. Inspírate en estos baños mini diseñados para compartir y lo verás doblemente claro. Dos también pueden ser multitud, y más cuando se trata de compartir un baño pequeño. La solución: multiplica por dos y suma trucos para ganar metro.

En las películas nos lo venden como un momento divertido y tierno. Pero es simplemente eso: ficción. Desengañémonos. Compartir el lavamanos no es ni práctico, ni romántico, y menos aún cuando el tiempo apremia (en nuestro mundo real: siempre). Por pequeño que sea el baño apuesta por un lavamanos doble o, en su defecto, uno alargado con dos caños, uno para cada uno. Y las toallas para manos, también por duplicado. Intenta tener un colgador, un gancho o un toallero junto a cada lavamanos.

Cuando hay pocos metros y sois dos, el almacenaje se convierte en clave. Aprovecha al máximo el espacio colocando un amplio mueble de baño. Los que están hechos a medida tienen la ventaja de poder aprovechar hasta el último milímetro.

Si te decantas por uno que llegue hasta el suelo, tendrás sitio extra, pero si es volado, dejando un espacio hasta el suelo, crea un efecto de ligereza y mayor amplitud. Aquí, ¡tú decides! Un efecto que potencia el color blanco. Además, las puertas correderas regalan 1 m2 al baño.

Unificar el baño con un solo material y color aumenta la sensación de espacio. El microcemento en beige reviste las paredes, la ducha y la encimera. Hay muchas formas de hacer crecer el baño. Para empezar, con las puertas. Si tienes lanzas a renovarlo, ni lo dudes. Ganarás mucho espacio y, para potenciarlo, nada mejor que una mampara de cristal totalmente traslúcido y grandes espejos sobre el lavamanos.

¿El blanco como color protagonista? Siempre es un sí cuando se trata de ganar amplitud. Pero otra alternativa es utilizar un mismo material para revestir gran parte de las superficies (paredes, suelo, techo, encimeras…). En cuanto a estos materiales, toma nota: la madera dará un plus de calidez; la laca sumará luz; el microcemento es moderno y duradero; y las baldosas un clásico muy fácil de mantener.

Diviértete 

Nada mejor que tu toque magistral para decorarlo. Tarros especiales, flores, plantas, cestos... Un baño no tiene por qué ser aséptico. Dale siempre personalidad.