6 trucos para organizar la oficina

Trabajar con orden, en un espacio que nos haga sentir relajados y nos ayude a concentrarnos, es algo imprescindible para ser productivos y aprovechar al máximo las horas de trabajo.

En este post, vamos a ver 6 trucos para organizar la oficina y mantenerla en orden de una forma fácil y sencilla.

1. ELIGE MUEBLES FUNCIONALES, CON ESPACIO DE ALMACENAJE OCULTO

No hay un truco mejor, que el de mantener el desorden a raya. Este punto es muy importante, sobre todo si tu espacio de trabajo u oficina es de tamaño reducido.

Con estanterías y armarios con puertas o cajones te resultará mucho más fácil tener los objetos “menos bonitos” escondidos.

Los cajones resultan súper prácticos para los pequeños documentos pendientes de ordenar o archivar, para guardar cables y baterías, etc.

Y en las puertas, podemos guardar libros, apuntes o catálogos.

Es verdad que yo procuro que el interior de estos cajones y puertas esté también ordenado, pero no te miento si te digo que hay alguno que se me resiste…

2. CAJAS ALTAS PARA GUARDAR PAPELES DE REGALO O PAPELERÍA PARA MANUALIDADES

En las cajas o cestas altas de madera, me resulta súper cómoda para tener organizados los papeles de regalo o el papel Kraft. Teniéndolos a mano evito que se arruguen y además me resulta más cómodo para recordar cuales tengo.

Si eres fan de las manualidades, seguro que tienes una gran colección de papeles que te encantará tener a la vista.

3. CAJONERAS DE MADERA CON PEQUEÑOS CAJONES

La grapadora, papeles, bolígrafos, cables, el celo, chinchetas… todos esos pequeños artículos de papelería que no tienen un sitio fijo, los podrás guardar en cajoneras como las de la fotografía.

Éstas están pendientes de algún diy para personalizarlas, pero por el momento me encantan en madera natural.

Además de ser prácticas, le dan un toque de orden y calidez a la oficina haciendo que el espacio sea súper acogedor.

4. APROVECHA EL ESPACIO DE ALMACENAJE EXTRA (PERO SIN SATURAR)

Para mi oficina quería un escritorio de diseño nórdico que además de sencillo fuera cómodo y práctico.

Con dos caballetes regulables en altura (genial para poder trabajar de pie) y un tablero grueso de pino, esta hecho este escritorio que me tiene enamorada por lo útil y resultón que es.

Además, los caballetes me aportan un espacio extra de almacenaje al poder colocar cajas sobre su balda.

Lo importante de este truco es no sobrecargar el espacio. No podemos caer en la tentación de rellenar con cajas o muebles de almacenaje todos los huecos que tengamos.
Además es imprescindible que las cajas que utilicemos encajen con el resto de la decoración para que todo el espacio mantenga la armonía.

5. CAJAS DE MADERA APILABLES

Pinturas, herramientas, cables, tornillos… ¡todo tiene cabida en las cajas apilables!

De esta forma, ganamos espacio de almacenaje en vertical y al ser cajas ciegas, ayudamos a mantener el orden visualmente sin sobre cargar el espacio.

Las cajas son de madera, por lo que son robustas y aguantan mucho peso (imprescindible para una zona de trabajo)

6. APROVECHA EL ESPACIO SOBRE LAS ESTANTERÍAS

Las estanterías que tengo en la oficina tienen bastante altura. Aun así, en la parte alta, hay espacio suficiente para colocar cajas para aprovechar ese espacio que hay hasta el techo.

Esto es muy útil para guardar objetos que utilizamos menos. Podemos utilizarlo además como espacio de almacenaje para dar soporte al resto de la casa y guardar la ropa de otras temporadas, mantas o la decoración de Navidad, por ejemplo.

TIPS EXTRA

  • Busca colores con los que te sientas cómoda

En mi caso los tonos pastel como el menta o el beis, combinados con el blanco y la madera, me aportan calma y me ayudan a concentrarme en el trabajo.

  • Menos es más

Ya lo hemos visto a lo largo de este post. Mantén las superficies de trabajo lo más despejadas posible. Y siempre que puedas, “esconde” los objetos en cajas, puertas o cajones.

  • No te olvides de la iluminación

Recuerda que estamos hablando de un espacio de trabajo, por lo que nuestros ojos necesitan ayuda.

Una lámpara con luz led regulable es perfecta para adaptarla a tus necesidades. Además de consumir menos que una lámpara tradicional tiene una luz blanca muy limpia, perfecta para trabajar cómodamente.

  • Pon atención en los detalles de decoración

Es importante aportarle nuestra personalidad al espacio con flores, láminas o decoración que nos represente.

Estos objetos me ayudan a sentirme más a gusto en mi espacio. Son pequeñas cosas que me alegran la vista y hacen que disfrute del tiempo que paso en este espacio.

 Puedes utilizar todos estos trucos y consejos para el resto de la casa. Es importante aprovechar los metros cuadrados de los que disponemos de una forma lógica y coherente para sentirnos a gusto en casa.

Espero que este post te haya resultado útil y sobre todo, que pongas en práctica alguno de los consejos que hemos visto.

Además si necesitas ayuda para sacarle el máximo partido a tu casa, recuerda que puedo ayudarte con mi servicio de asesoría deco.



Baños mini para compartir

¿Puedo entrar? ¿Para cuánto rato tienes? ¿Me dejas un hueco? Vivir en pareja puede ser fantástico, pero cuando el baño es pequeño y llega la hora punta en casa… ¡empieza la lucha por la conquista! Pero haya paz. Inspírate en estos baños mini diseñados para compartir y lo verás doblemente claro. Dos también pueden ser multitud, y más cuando se trata de compartir un baño pequeño. La solución: multiplica por dos y suma trucos para ganar metro.

En las películas nos lo venden como un momento divertido y tierno. Pero es simplemente eso: ficción. Desengañémonos. Compartir el lavamanos no es ni práctico, ni romántico, y menos aún cuando el tiempo apremia (en nuestro mundo real: siempre). Por pequeño que sea el baño apuesta por un lavamanos doble o, en su defecto, uno alargado con dos caños, uno para cada uno. Y las toallas para manos, también por duplicado. Intenta tener un colgador, un gancho o un toallero junto a cada lavamanos.

Cuando hay pocos metros y sois dos, el almacenaje se convierte en clave. Aprovecha al máximo el espacio colocando un amplio mueble de baño. Los que están hechos a medida tienen la ventaja de poder aprovechar hasta el último milímetro.

Si te decantas por uno que llegue hasta el suelo, tendrás sitio extra, pero si es volado, dejando un espacio hasta el suelo, crea un efecto de ligereza y mayor amplitud. Aquí, ¡tú decides! Un efecto que potencia el color blanco. Además, las puertas correderas regalan 1 m2 al baño.

Unificar el baño con un solo material y color aumenta la sensación de espacio. El microcemento en beige reviste las paredes, la ducha y la encimera. Hay muchas formas de hacer crecer el baño. Para empezar, con las puertas. Si tienes lanzas a renovarlo, ni lo dudes. Ganarás mucho espacio y, para potenciarlo, nada mejor que una mampara de cristal totalmente traslúcido y grandes espejos sobre el lavamanos.

¿El blanco como color protagonista? Siempre es un sí cuando se trata de ganar amplitud. Pero otra alternativa es utilizar un mismo material para revestir gran parte de las superficies (paredes, suelo, techo, encimeras…). En cuanto a estos materiales, toma nota: la madera dará un plus de calidez; la laca sumará luz; el microcemento es moderno y duradero; y las baldosas un clásico muy fácil de mantener.

Diviértete 

Nada mejor que tu toque magistral para decorarlo. Tarros especiales, flores, plantas, cestos... Un baño no tiene por qué ser aséptico. Dale siempre personalidad.